Envíos Gratiscon EHDC Logística
Tendencias y cifras clave del eCommerce europeo en 2019

El Informe europeo sobre eCommerce 2019, publicado a finales de agosto en Francia, arroja un balance muy positivo, con un crecimiento de las compras online de más del 13% y un volumen de negocio estimado de 621 millones de euros.

Aunque Europa occidental concentra el 66% del mercado, todos los países ofrecen un verdadero potencial de desarrollo.

A pesar de que el mercado europeo ofrece un potencial de más de 500 millones de clientes, el estudio demuestra una gran disparidad en materia de actitudes y realidades económicas entre las diferentes regiones.

Las mayores diferencias en el eCommerce europeo se refieren a la cesta media

Esta alcanza 2.046 euros en el norte de Europa, si bien tan solo es de 276€ en los países del este.

Este importe debe asociarse a la tasa de penetración de Internet, que varía del 99% en Islandia al 64 % en Ucrania.

Sin embargo, las condiciones de acceso a los servicios online no representan el principal obstáculo para el desarrollo del eCommerce.

En los países donde la tasa de penetración en el eCommerce es menor, tales como Rumanía, Serbia o Italia, los frenos son principalmente la seguridad de las transacciones y las modalidades de envío, criterios que marcan una diferencia considerable en el seno de una misma región.

A modo de ejemplo, en Europa occidental, en el 80% de los casos, el consumidor francés utiliza su tarjeta de crédito y favorece a la vez la entrega a domicilio y en puntos de recogida.

Mientras, el consumidor alemán abona más del 50% de sus compras con PayPal y opta por el modo de entrega de Deutsche Post DHL.

Estas diferencias brindan importantes oportunidades para las tiendas online capaces de desarrollar interfaces adaptadas a cada país, acceso a todos los medios de pago habituales en Europa y servicios de entrega local. 

El eCommerce europeo: crecimiento continuado

La población europea sigue avanzando y registró 798,4 millones de habitantes en 2019, lo que representa un potencial de más de 500 millones de consumidores.

Europa presenta un PIB cercano a 20.000 millones en 2019.

Más concretamente, el PIB per cápita anual se sitúa en más de 39.000€ en Europa occidental y alcanza 44.000 euros en los países del norte de Europa.

Así, la cuota del PIB que corresponde al eCommerce representa el 4,11% y el 3,58%, respectivamente.

Tras un ligero descenso en 2018, el crecimiento del eCommerce europeo se estima este año en el 13,6%, y el volumen de negocios, en 621 millones de euros. Europa occidental.

Es decir, Alemania, Bélgica, Francia, Irlanda, Luxemburgo, Países Bajos y el Reino Unido.

Concentra el 66 % del mercado.

La cesta media europea también se estima al alza, y se sitúa en 1.464 euros en 2019, lo que representa un aumento del 30% desde 2015.

La cesta sigue siendo muy dispar en función de las regiones y varía considerablemente entre los países del norte y del sur.

Un mercado de eCommerce europeo aún prometedor

La tasa media de penetración de Internet se estima en el 82% en 2019, si bien las diferencias siguen siendo considerables entre las distintas regiones.

Alcanza el 93% en los países del norte de Europa y el 71% en el Este.

Europa occidental muestra un nivel de penetración del 92,3% (del 89 % en Francia). 

El porcentaje de consumidores online pone de manifiesto, por su parte, una desigualdad mucho más llamativa, del 88 al 22%.

Algunos estados aún no han superado el umbral del 50%, como Italia (47%) o Portugal (49%), pero, ante todo, los países del Este:

El estudio también demuestra que las personas mayores de 65 años representan ahora el segundo segmento de consumidores online, un 17,08%, por detrás del grupo con edades comprendidas entre 25 y 54 años (42,23%).

Y por delante de aquel con edades comprendidas entre 55 y 64 años (12,92%).

Una tendencia que coincide con aquella ya observada en Estados Unidos, donde los consumidores de la generación del big boom (de 55 a 75 años) copan el 34% del comercio online.

La «silver economy», derivada del envejecimiento de la población europea, afecta a todos los sectores:

  • Ocio
  • Transporte
  • Alimentación
  • Seguridad
  • Salud
  • Vivienda
  • Hábitat colectivo
  • Seguros
  • Asistencia
  • Telefonía
  • Internet
  • Deporte
  • Etc.

Así, los mercados deberán adaptar sus ofertas y servicios para atraer a una nueva clientela de alto poder adquisitivo, con el fin de mejorar su vida cotidiana, y garantizar su bienestar y su salud.

La seguridad de los pagos y las entregas: ¿principales catalizadores de crecimiento del eCommerce europeo?

El número de consumidores todavía reticente a las compras online es también bastante dispar en función de las regiones. Varía del 10 y el 20% en Europa occidental y septentrional.

Pero es mucho más elevado en los países del Sur.

El 29 % de los españoles y el 34% de los italianos prefiere ver o tocar el producto antes de comprarlo y se mantiene fiel a sus comercios de confianza. 

Sin embargo, los principales frenos para la compra online siguen siendo las cuestiones de seguridad de pago y la logística, especialmente en Portugal, Turquía, Hungría y España.

Las condiciones y plazos de entrega o la gestión de las devoluciones en caso de insatisfacción también figuran entre las principales preocupaciones de los consumidores europeos. 

Así, para responder a estas preocupaciones, los Vendedores online deberán mantenerse atentos a los usos vigentes en cada país.

A pesar de que los europeos prefieren mayoritariamente la entrega a domicilio, los puntos de recogida se colocan a la cabeza en Noruega y Ucrania, y a la par con la entrega a domicilio en Francia.

En efecto, si en Francia, Irlanda o Dinamarca la tarjeta de crédito representa la principal forma de pago, prácticamente en el 80% de los casos, no sucede así en otros países: asciende al 22% en los Países Bajos, el 46 % en Bélgica y tan solo el 12 % en Alemania.

Algunos europeos prefieren soluciones como PayPal o las transferencias bancarias.

En el norte de Europa, el pago vía móvil registra los porcentajes más elevados: el 51 % en Lituania o el 48 % en Estonia, mientras que la entrega contra reembolso sigue siendo habitual en los países del este.

Conclusiones

El informe sobre el comercio electrónico europeo muestra que el sector continúa su expansión en el conjunto de los países de la Unión Europea, un crecimiento que refleja cambios considerables en el comportamiento de los consumidores, en la estela de otras grandes regiones del mundo como Norteamérica o Asia.

No en vano, se prevé que el comercio vía móvil representará prácticamente la mitad de las ventas online dentro de dos años.

  • Nov 30, 2019
  • Categoría: Noticias
  • Comentarios: 0
Deja un comentario